Ir al contenido principal

¿Cómo superar los momentos difíciles en la vida?

Hay veces en que la vida nos pone en situaciones que no deseamos, que ni siquiera imaginábamos. Hay momentos en que no vemos salida y que ninguna palabra por más sabia que sea parece consolarnos, pero debemos entender que la vida es sabia y en cada escenario que nos sitúa es porque algo debemos aprender de él, en el momento parece no haber salida pero debemos tener la madurez suficiente para mantenernos consciente de lo que nos está pasando para poder observar lo que la vida nos quiere enseñar, mirarnos a nosotros mismos y al pasado no con desesperanza sino analizando nuestra responsabilidad en lo que hoy vivimos, pues lo que hoy cosechamos es lo que algún día sembramos y si no nos gusta nunca es tarde para aprender de nuestros errores para no volver a cometerlos. Todo con el fin de llevar una vida plena y cada día ser mejores personas. Ya que lo que se niega con más fuerza sigue ahí y se aferra a nuestra piel, a nuestros huesos y a nuestras memorias llevando incluso a enfermarnos por no asumir y aceptar la realidad, lo mejor es aceptar por mucho que duela y hacer lo que esté en nuestras manos para cambiar nuestro destino. . Vivir culpando a los demás y negar nuestra participación en los hechos solo nos debilita más. Si hiciste daño trata de remediarlo recuerda que esta vida es cíclica y todo lo que envías a ti regresa, por eso no te preocupes de lo que recibes, si no de lo que das. No te desgaste negando todo, sólo invertirás energía en un tumor que seguirá creciendo y que no desaparecerá sólo porque cierras los ojos y haces como que no está allí porque todo tiene su razón, no te preocupes pensando en una solución para la situación que te aqueja ya que la vida tiene una solución para ello, tú solo debes hacer tu parte, asumir, aceptar, perdonarte a ti mismo, pedir perdón si es necesario y hacer algo para remediarlo si está en tus manos porque no basta sólo con arrepentirte, el daño que causaste hecha raíces y los demás no merecen cargar con tus errores y fantasmas. 


No te preocupes, OCÚPATE de tus problemas y aprende de ellos con amor, así la vida luego de la tormenta y la lección aprendida traerá cosas buenas para ti. Y como su nombre lo dice "problema" para cada problema hay una ecuación y solución.





Entradas más populares de este blog

VIDA

Valora lo que tienes hoy...no sirve que lamentes mañana..

Usualmente con la rutina olvidamos valorar a la persona que esta a nuestro lado, agradecer lo que hace día a día por nosotros y tomamos esto como una obligación de ellos.  Una técnica útil para evitar esto es recordar cómo fueron tus inicios con esa persona, cómo l@ conociste, que te gustó de él o ella, hace esto a diario y verás como puedes día a día mantener vivo tu amor, de ello nacerá la motivación para hacer un detalle por el otro o simplemente AGRADECER ESTAR AHÍ. Hace algún tiempo y luego de varias relaciones fallidas en dónde sentía que había entregado todo y no entendía por qué aún así nada había resultado me empecé a preguntar cuál sería el secreto de las parejas que llevan 20 o más años juntos y cada vez que conversaba con una persona mayor en esas condiciones le preguntaba cuál era su secreto...para mi sorpresa la respuesta SIEMPRE fue la misma y a la vez muy SIMPLE, la respuesta era nunca dejar de poner atención en los detalles, saludar por las mañanas, hacer un pequeño r…

'¿CÓMO SANAR A NUESTRO NIÑO INTERIOR?

Todos llevamos dentro el niño que fuimos.Cuidar el niño interior es de vital importancia para la mejora emocional y para mantener unasana autoestima.

Casi todos en la infancia hemos tenido heridas emocionales, que si no solucionamos en su momento, el niño interior estará dañado.Ahora podemos intentar comprender lo que le pasa para sanarlo.


Cuando sientas una emoción negativa, pregúntate por qué te sientes así y trata de comprenderte, de buscar la manera de mejorar esas negatividades.Ese niño interior necesita amor y aceptación.
EJERCICIO PARA SANAR A NUESTRO NIÑO INTERIOR

Imagina tu etapa de la niñez. ¿Cómo eras con aproximadamente 8 años?. Trata de visualizar cómo eras físicamente y si te cuesta, puedes mirar alguna foto para refrescarte la memoria y captar todos los máximos detalles posibles.


Ahora haz un ejercicio de visualización e imaginación. Imagínate a ti mismo de pequeño, en tu habitación solo, ¿qué hacías cuando estabas en tu cuarto a solas? Imagina aquella etapa de la niñez, ve…